miércoles , 17 enero 2018

Feligreses piden con devoción milagros de salud a la Divina Pastora en su procesión 162

Edward Corobo, un joven de 19 años de edad, jugó béisbol desde niño. Perteneció a selecciones estadales de Lara y nacionales en alguna oportunidad.

En el 2016 fue a un campeonato en el estado Cojedes. Allí recibió un golpe muy fuerte en la rodilla izquierda y fue llevado a un hospital.

En el proceso de recuperación le fue diagnosticado un cáncer muscular en esa pierna y desde entonces, con apoyo de su madre, Leanet Márquez, comenzó un duro proceso de rehabilitación.

“Mi hijo perdió la pierna izquierda producto del tumor”, contó Márquez, a las puertas de la iglesia del pueblo de Santa Rosa (estado Lara, en el centro-occidente venezolano), el nicho de la virgen Divina Pastora.

Desde que se le diagnosticó la enfermedad, piden con devoción y mucha fe a la virgen por su sanación, a la par que cumplen con todo el proceso de rehabilitación de salud requerida.

“La Divina Pastora es la madre de todos y es la que intercede ante nuestro padre celestial, para que obre en cada una de las peticiones que nosotros hacemos, por eso confiamos en que la virgen va a interceder en favor de mi hijo”, aseveró Márquez.

El joven Edward Corobo, el hijo de Márquez, sentado en una silla de ruedas, a las puertas de la iglesia, dijo: “Estoy aquí por esa promesa de salud, cumpliendo con ella, que significa mucho para mí porque es la madre de todos nosotros. Con el favor de ella y de Dios estoy saliendo adelante”.

Al igual que el joven Corobo y su madre decenas de feligreses piden con devoción milagros de salud a la Divina Pastora, en la procesión 162 de la virgen que se cumplirá este domingo 14 de enero en Barquisimeto, repleto de pueblo.

La procesión de esta virgen es la manifestación religiosa más multitudinaria de Venezuela y una de las más grandes de América Latina, junto a las actividades que en honor a la virgen de Guadalupe se realizan en México.

Se trata de un peregrinaje de más de 2.000.000 de personas, que se efectúa cada 14 de enero desde la iglesia del pueblo de Santa Rosa hasta la Catedral de la capital larense.

Este trayecto, que lo transita la virgen sobre los hombros de su pueblo, se inicia cerca del mediodía y culmina a finales de la tarde en la Catedral de Barquisimeto.

El peregrinaje es acompañado por cantos, alabanzas y plegarias por parte de los feligreses. Muchos cumplen promesas vestidos de pastores y nazarenos. Algunos caminan descalzos, mientras otros lo hacen hasta de rodillas.

AVN

También puedes ver

José Vicente Rangel cuestionó campaña mediática para sembrar pesimismo en el pueblo

El periodista José Vicente Rangel cuestionó las campañas mediáticas que medios manejados por factores internos …