Como parte de la lucha contra la corrupción emprendida por el Ministerio Público con la llegada del fiscal general de la República, Tareck William Saab, continúan las aprehensiones e imputaciones en contra de funcionarios y empresarios que cometieron presunto fraude al Estado con la solicitud de divisas para realizar importaciones con sobreprecio o de manera simulada.

Según el Fiscal General, hasta ahora se han efectuado seis arrestos en contra de dueños, accionistas y socios de empresas de una diversidad de ramos y operaciones, algunas de las cuales no cuentan con registro de domicilio fiscal, es decir, son empresas fantasmas.

Durante el balance que ofreció este miércoles, el máximo funcionario del ente adscrito al Poder Ciudadano destacó el arresto e imputación del actor y ahora acusado por los delitos de peculado doloso propio y concierto de funcionarios con contratista y asociación, Manuel Vicente Sosa Morales, conocido popularmente como el “coco” Sosa, quien fungió como socio de la empresa Suministros Gramal, C.A, la cual realizó compras en divisas de dos impresoras para el mejorador de la empresa mixta PetroPiar.

A esta organización sin domicilio fiscal le fue cancelada la suma de al menos 27.8 millones de dólares en diversas órdenes de compra de acuerdo con la evaluación que realizó el Ministerio Público de 10 contratos evaluados.

Por este caso, se han librado 11 órdenes de aprehensión a personas vinculadas a esta empresa, cuyo ilícito cometido no solo está relacionado con el fraude cometido a Cadivi-Cencoex, sino también a las investigaciones que giran en torno a las empresas mixtas que operan en la Faja Petrolífera del Orinoco.

En las pesquisas que se realizan sobre el presunto fraude importador, el órgano penal constató que de las 32 empresas imputadas, 26 no poseen registro fiscal, asimismo se han realizado 9 allanamientos a diversas instalaciones adquiridas por los imputados y se han privado de libertad a 9 personas.   /CP