Personalidades del mundo como Dilma Roussef, Cecilia Roth, Noam Chomsky y Julian Assange, así como referentes sociales y académicos, entre otros, reclaman la libertad inmediata de la dirigente social y diputada del Parlasur Milagro Sala y los demás presos políticos de la organización Tupac Amaru.

A la petición que solicita al gobierno argentino poner fin a lo que consideran el arbitrario encarcelamiento de Milagro Sala se ha unido la Organización de Naciones Unidas (ONU), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Organización de Estados Americanos (OEA), y la organizaciones como Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora.

Las diferentes personalidades han pedido al Gobierno de Mauricio Macri terminar con las violaciones de los derechos humanos y dejar de usar el encarcelamiento arbitrario como forma de persecución a la disidencia política.

La líder social, de ascendencia indígena, Milagro Sala se encuentra encarcelada arbitrariamente desde el 16 de enero de 2016, víctima de la represión del Gobierno argentino.

¿Quién es Milagro Sala?

Milagro Sala nació en San Salvador de Jujuy (Argentina) en 1954. Es dirigente de la Organización Tupac Amaru, diputada del Parlasur desde 2015 por el Frente para la Victoria y luchadora social.

En 2014 el papa Francisco recibió en el Vaticano a Sala y a dirigentes de organizaciones coyas, guaraníes y diaguitas. En esa oportunidad, el Sumo Pontífice ratificó su apoyo a la defensa de los derechos de los pobladores originarios.

El pasado 25 de mayo, el papa Francisco envió una carta a Sala, en la que afirmó comprender su sufrimiento, y deseó que su situación carcelaria fuera resuelta de la mejor manera posible.

Fue detenida el 16 de enero en su residencia ubicada en la capital de la provincia de Jujuy (Argentina) tras un allanamiento y fue trasladada a la comisaría de la Mujer bajo una orden del juez Raúl Gutiérrez. La dirigente fue imputada por supuesta “instigación a cometer delitos y tumultos en concurso real”. /CP

Fuente: TeleSUR